imagen artículo: Mi hijo/a me ignora, no hace caso.

Mi hijo/a me ignora, no hace caso.

Cada vez es más frecuente oír a padres y madres con hijos, todavía pequeños, quejarse de que sus éstos no les hacen caso.

Hace décadas la obediencia a los padres no se ponía en duda (en la mayoría de los casos) pero ahora los niños y adolescentes sí cuestionan habitualmente órdenes paternas y a veces deciden no cumplirlas o retrasar al máximo su cumplimiento.

¿Padres autoritarios o democráticos?

O lo que es lo mismo, ¿está la disciplina está reñida con ser flexible y escuchar su opinión?. ¿Qué piensas tú al respecto?

A la mayoría de los padres actuales cada vez les cuesta más pensar en una relación autoritaria con sus hijos. Y ciertamente es mejor que los niños/as comprendan el sentido de las normas, reflexionen y opinen sobre ellas porque es bueno para su madurez psicológica, más enriquecedor que obedecer ciegamente a la “autoridad”.

Aún así, como siempre digo, encontrar el equilibrio entre ser un padre/madre que todo lo habla y reflexiona o estar mandando siempre, es lo más adecuado para conseguir un desarrollo equilibrado de vuestros hijos. Al final la relación entre padres e hijos nunca es horizontal, nos guste o no es jerárquica y así debe ser para garantizar un crecimiento sano. Aunque solo sea porque como adultos llevamos más tiempo en el mundo (y la experiencia de vida es un grado), nuestra opinión debe tener más peso. Es un arte que puedes lograr escuchando tu intuición, puedes lograr el equilibrio entre actuar por el bien de tus hijos dando órdenes si es necesario y dejar que descubran por sí mismos.

Como padre y como madre seguro que más de una vez te equivocas, normal no eres perfecto/a, alégrate porque si fueras un padre o madre perfecto/a tu hijo/a tendría un futuro terrible, ¿cómo van a superar a unos padres perfectos? tendrían que vivir siempre a vuestra sombra. Lo que debe guiarte es la idea de que cuando pides o cuando ordenas (que no es lo mismo) lo haces siempre desde el amor, pensando en el bien de tu hijo/a.

¿Qué hago si no me hace caso?

De vez en cuando es muy sano que los hijos desobedezcan (o ¿prefieres a un hijo/a sumiso incapaz de arriesgar y tomar decisiones por su cuenta, de tomar riesgos?). Pero si la mayoría de las veces consideras que no te hace caso, que no te escucha, revisa los siguientes puntos:

  • Los niños no son una extensión de los adultos, así que depende de la edad que tengan estarán en disposición de escuchar y asimilar normas diferentes.
  • Si respetas la individualidad de tu hijo/a (cosa super importante para que se sienta valorado tanto consciente como inconscientemente), esto implica que no siempre va a cumplir a pies juntillas todo lo que se le diga.
  • A veces tardan en obedecer (por ejemplo con: un apaga la tele o recoge la habitación o ves a la ducha, etc.) y se les tiene que repetir cientos de veces y aún así pasan de ti. ¿Has pensado que es su forma de llamar tu atención?, es su forma (inconsciente de saber que estás ahí) y además saben que lo repetirás y repetirás cientos de veces…así que para qué van a darse prisa… Prueba otra estrategia, reduce las veces que das la orden y a partir de ahí, si no hacen lo que corresponde haz que eso tenga consecuencias. Estamos hablando de poner límites (puedes ver en este artículo anterior “Los No que ayudan a crecer” cómo hacerlo para que te escuchen más).
  • Respira, ten paciencia, tu has venido al mundo para guiarlos y ellos para retarte. Es un pulso para ver quién pierde antes los nervios. ¿te suena?

Si aún así te encuentras en momentos de desespero, recurre al espíritu de Mari Poppins.

Leave a Reply

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Silvia Martinez Santalucia.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/?__lf=Static.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.coachingdefamilia.es/CA/sobre-mi/aviso-legal/.